Ahorro diario: guiando al oscurantismo y el despilfarro

Hola, culebras.Por segunda vez voy a hablar de un artículo que he visto en la web Ahorro diario. En esta ocasión se trata de hablar de bolas de lavado que sustituyen al detergente de lavadora. Según lo leí, así por encima, pensé en algún tipo de bola de detergente concentrada que se dosificaba muy poco a poco y que duraba años.

Pero no.

Si se mira por ahí, ya en la propia web de una de las bolas mágicas o a través de los propios enlaces que ponen en los comentarios algunos lectores, uno descubre que se trata de otro timo tan ochentero como el agua imantada. Vamos, basura pseudo científica que engaña con palabras altisonantes a gente inocente y crédula. Se ve que a ese tipo de gente pertenece Chloe, la autora de la entrada de marras, bien intencionada (nadie lo pone en duda) pero inocente.

Lo malo es cuando a la ignorancia se suma la dejadez, la falta de investigación, en un portal que se supone quiere ser guía en tiempos como estos, duros. No puedes ir por ahí diciendo a la gente que se gaste 40 eurazos en un producto que ni has probado, ni sabes como funciona, o si realmente es útil (y ahorrativo). Antes de publicar una ‘recomendación para el ahorro diario’, en un sitio con el lema de ‘gasta con sentido, vive mejor’, piensa que sugerir a la gente que deba gastarse 40 euros en algo que luego puede ser un timo lo vas a pagar con tu credibilidad.

Pero lamentablemente así está el mundo actual, lleno de ‘periodistas’ (titulados o no) que no son más que correveidiles chapuceros.

Si antes de publicar esa entrada hubiera investigado sólo un poco hubiera leído cosas tan ridículas como que su funcionamiento se basa nada más que en imanes. Sabiendo algo de química se conoce que la molécula del agua es bipolar, estructurada en enlaces van der Waals, mucho menos estables que uno covalente. Por eso, si bien el imán puede romper el enlace de manera puntual, la propia naturaleza de lo iones generados volverá a crear el enlace al instante. Vamos, el resultado del magnetismo sobre el agua es prácticamente nulo.

Otro punto negativo para esta web (la primera me la comí yo mismo con patatas tras lo de carrefour online, parte I y parte II). Sobre todo porque si se centra en el ahorro diario no puede dejar caer la recomendación de algo que es un timo, y un timo caro, además. Van dos (sólo dos), pero ya habrá que empezar a leer con lupa lo que ponen… o darse de baja del feed, claro.

Un saludo.

2 pensamientos en “Ahorro diario: guiando al oscurantismo y el despilfarro

  1. Pues no sé que decirte.
    ¿Estamos ante un caso para Iker Jiménez?
    He tenido referencias (¿empíricas?) de gente que lo ha usado y dice que funciona estupendamente.
    ¿Efecto placebo? Una mancha pertinaz que desaparece, ropa suave, … es algo tangible.
    ¿Cual es la base científica? En los envases que he visto no se menciona.
    Si es eso del efecto imantado, es comprensible tu escepticismo. Pero, ¿es eso?
    Ni idea. Indagaré un poco. Por curiosidad, y porque me interesaría un producto sin fosfatos, ni residuos agresivos y alérgenos.
    Ya te contaré.

  2. A mí lo que suena a magia, si junta cosas como imanes y agua, ya deja de sonarme a magia sino directamente a bulo, metitra, engañabobos.
    Se da en química de BUP, y en biología de COU: el agua no se puede imantar por la propia naturaleza de los enlaces van der Waals.
    Algo se imanta, como un trozo hierro, cuando el campo magnético es capaz de ‘orientar’ los iones de un compusto según unas lineas concretas, las líneas de campo. Para ello las moléculas base del compuesto deben tener, por lo menos, estructura estable (el agua no la tiene debido a la naturaleza débil de los enlaces de van der Waals) y una llamada nube atómica (en esto hablo de memoria :P), que es característica, por ejemplo, del hierro: la última capa de electrones está menos ‘atada’ que la de valencia al átomo, permitiendo que todos los átomos del compuesto ‘compartan’ los electrones de esa capa. Sobre esos electrones libres SÍ puede actuar con facilidad un campo magnético. Si no me equivoco eso era el fundamento del ferromagnetismo
    A lo bruto: si el agua fuera intamable tan fácilmente como sugieren esos productos nosotros mismos (que tenemos uns proporción de agua ENORME respecto a nuestra masa total) deberíamos huir de los campos magnético para no vernos afectados por ellos (podrían interferir en procesos tan básicos como la conducción de los impulso nerviosos).
    Vamos, lo dicho: imanes + agua = timo seguro. Consejo: gástate esas pelas en una buen cena con los tuyos, que los invertirás mucho mejor.

Deja un comentario