David Brin – Arrecife brillante

Hola, culebras.

Por fin, la última reseña que me quedaba pendiente desde que estuve enfermo/off. Ha transcurrido casi un año entero de que terminé (escribo esto el día 27/12/2012), y ya era hora de terminar estos deberes pendientes. Así que aquí voy con Arrecife brillante, del futurista 😛 David Brin,

Que sí, que debería escribir una reseña de este libro pero… ¿que se puede decir de algo que queda completamente en el aire? Sí, en el aire: cuando empecé a este libro no tenía ni idea de que se trataba de la primera parte de una trilogía (desde hace años no leo los prólogos de Barceló). Pero además era una saga en estado puro: en este primer libro no concluye ni una sola de las historias que empieza, dejándote con cara de lelo. No es que haya paja, es que mete una, dos tres, cuatro historias, a las que hay que añadir toda una serie de descripciones de una sociedad compleja basada en la interacción de diversas razas extraterrestres, todas muy diferentes entre sí. ¿Estamos ante una maravilla como la saga de El planeta de la aventura, de Vance? Pues no, o como mucho (a falta de leer los otros dos volúmenes de la saga) nos encontramos ante una versión hipertrofiada y excesivamente detallista. ¿En exceso? Hay quien dirá que no, que todo detalle que sirva para dibujar el entorno es bienvenido; yo entiendo que hay límites, y necesitar de mil quinientas páginas (suponiendo que las otras dos partes tengan una extensión similar) para narrar una historia de una posible primer contacto de una sociedad proscrita con sus perseguidores me obliga a aplicarle un único adjetivo: sobredimensionada. O paja. O que el tío quiere rentabilizar una historia normal triplicando las páginas y pensando que así conseguirá el triple de ventas.

Vale que la biología de los extraterrestres sea interesante (sobre todo los conos gestalt y los que se propulsan con ruedas), o que el entorno misterioso y sus ruinas sugieran un pasado no revelado de poder y tragedia, o la incógnita que se esconde en la sima marina (si bien esa escena me recordó demasiado a Abyss, de Cameron): todo ello esta bien, pero queda eclipsado en cuanto a eficacia narrativa al compararla con El planeta de la aventura.

Por no hablar que el universo en el que esto se enmarca, el de la Serie de la Elevación, no me acaba de agradar: del mismo sólo he leído La rebelión de los pupilos, libro que me dejó frío, muy frío. Este Arrecife brillante tiene algo más de chicha, sí, pero sigue sin engancharme.

Y es que Brin no acaba de entrarme bien: tras leer este rocoso y lleno de claroscuros Arrecife brillante, a los que se suman Mensajero del futuro, Tierra, La rebelión de lo pupilos, creo que o algo me pasa con él, o que sencillamente no es un autor de mi agrado. No sé si habrá otra ocasión para darle una nueva oportunidad. Si no me equivoco no queda nada de él en La Pila, y dado que todo esto que he leído de él eran saldos… hasta que no me le topo en otro saldo creo que el señor Brin, futurista, se va a quedar por mí en las estantería de las librerías.

Bueno, que me olvidaba de ponerle una nota: un 6, si bien al tratarse de una saga inconclusa esa nota podría subir o bajar dependiendo del resultado final de la historia. Aunque leyendo lo que he leído de sus continuaciones pocas ganas me quedan

Chao.

Deja un comentario