Una especie de despedida

Hola, culebras.

No, no voy a dejar el blog, ni a cerrarlo ni nada por el estilo. Por eso mismo no he puesto como asunto ‘Una despedida’, tal cual, sino ‘Una especie de despedida’. Me voy, pero no me voy. Dejo el blog, pero no lo dejo.

¿Cómo se entiende esto? Pues de una manera bien sencilla: a partir de ahora la web se dedicará sólo a reseñar lo que leo. De hecho ha ido sucediendo eso mismo de unos meses acá. Se acabaron las entradas con comentarios más o menos políticos: adiós a contenidos etiquetados por 15M, crisis, economía, España, política… No volveré a dar mi opinión del mundo humano. Me da tanto asco lo que veo, lo que me rodea, lo que vivo que bastante tengo con eso, con vivirlo (o sobrevivirlo) como para además perder lo único que de verdad  me pertenece, mi tiempo, en hablar de ello.

Esta sección geográfica del planeta llamada por ahora España, y sobre todo sus habitantes, me ha defraudado sobremanera. Su indolencia, su cerrazón, su hipocresía, su falta de ética y de visión de futuro, su ridículo territorialismo, todo eso y mucho más me ha acabado de apartar de ellos. Apartado en la medida que la circunstancias de la vida me lo permiten, claro (todavía no puedo agarrar una nave espacial y largarme a explorar, por ejemplo, Titán, Io o Europa). Mientras sigo encadenado a esta bola de mierda voy a intentar perderles de vista a todos estos humanos y hablar sólo de mi única pasión/droga: la lectura.

Hay veinticuatro entradas etiquetadas como revolución, veinticuatro entradas hablando de cosas relativas a un deseado –por mí– cambio social.  Veinticuatro entradas que sólo han evidenciado cómo este país de adocenados ombliguistas sigue ciego a lo que sucede, sin capacidad de reaccionar mientras una panda de psicópatas avariciosos lo sangran. Gritaría un sonoro ‘QUE OS JODAN’ si no fuera porque, por desgracia, eso equivaldría a un ‘que me jodan’. Me da verdadera envidia el destino final de Krug.

Pero al menos me quedan mis libros. A diferencia de los humanos ellos son inmutables y persistentes en su naturaleza: un libro malo es malo y jamás  puede engañar haciéndose el bueno, por mucho que lo releas. Un libro malo se descubre enseguida y se le puede relegar al olvido (o incluso puedes hacer con él un Farenheit 451) sin el menor reparo. Un libro malo sólo se le olvida (o elimina) y se va a por el siguiente. Ojalá se pudiera hacer eso mismo con ciertos humanos, esos psicópatas sociales que llenos de orgullo, prepotencia y arrogancia llevan de cabeza a la especie humana al dolor, el sufrimiento, la destrucción y la muerte.

Lo dicho, se acabó hablar del mundo real. Mejor sumergirse en el de los libros mientras espero a que el rebaño ciego dirija su camino hacia la destrucción. Y que yo lo vea.

Adiós.

P.D.: Al parecer en WordPress hay algo para convertir etiquetas en categorías. Si la cosa funciona transformaré las etiquetas que he usado para catalogar los libros (Ciencia Ficción, Terror, etc.) en categorías. Sé que eso dará problemas con las viejas entradas que hacen referencia a ellas como etiquetas, pero se trata de un mal menor.

Dentro de unos días me sumo a #huelgaIndefinidaAlten

Hola, culebras.

Pues eso, que el día 8 empieza la huelga indefinida que se ha convocado en mi querida empresa, Alten SPAIn. No soy el único que lleva años harto de mánagers incompetentes y de directivos despóticos. Cada vez hay en la empresa un clamor más fuerte contra esa gente que sólo muestra gran presteza para llenarse los bolsillos mientras desprecia, ignora o incluso amenaza a los trabajadores que sudan día a día la gota gorda en los clientes para que con su esfuerzo la empresa se mantenga. Esa gente ha creado un clima laboral que a veces roza el terror.

Por un sueldo, por poder pagar tu plato de lentejas, la gente aguanta mucho. Pero no todo.

La gota que ha colmado el vaso ha sido la aplicación (maravilloso regalo de Navidad) de una modificación sustancial de nuestras condiciones de trabajo, en forma de bajada de sueldo y no complementación de las bajas laborales (algo que hasta ahora hacían y se consideraban ya un ‘uso y costumbre’). A todo eso hay que unir un ERE que en 15 días afectará a más de 140 empleados.

#EREAlten: más de 140 trabajadores a la calle

Todo eso mientras los que muchos consideramos como verdaderos culpables de la situación de la empresa (mánagers y dirección) no asumen su responsabilidad y ni siquiera apuntan cambio alguno en la maneja de llevar la empresa.

Entre los directivos de Alten SPAIn hay unos cuantos que creo que si los analizra un psicólogo entrarían sinceramente en la calificación de individuos de carácter venenoso que disfrutan haciendo el mal (en este caso jodiendo de manera consciente a los empleados que con su trabajo les pagan el sueldo), mentirosos patológicos e incluso sicópatas. Si un psicólogo se paseara por la empresa y analizara el clima laboral puede que tuviera para todo un tratado de comportamientos sociopáticos de mano de los mandos de esta empresa.

En el espacio laboral nadie puede oir tus gritos. #EREAlten

Así son. Y mientras tanto campan a sus anchas por la empresa y entre los trabajadores, cobran muy buenos sueldos, disfrutan de coches de alta gama, parking gratis, tarjeta de empresa… Y gran número de mánagers no son sino el reflejo de este tipo de dirección. Recuerdo muy bien a cierta mánager que en una asamblea a raíz del ERTE de este verano dijo, ante todos los presentes, que el ERTE era ‘problema vuestro’. Vamos, que ‘a seguir currando y al que le toque que se joda, que lo importante era que a ella no le bajara su cuota de ventas’. Así son de lindos. Y de incompetentes, como el del otro mánager que le ponen en bandeja un pedazo contrato con una empresa que colaboraba con Defensa y él se permite el lujo de ignorarlo (y eso que la oferta le llegó de uno de los hijos de los mandamases de la citada empresa); o los que ya no se atreven a entrar en las oficinas de clientes porque les han declarado, los propios clientes, personas non gratas.

Con esa gente al mando esta empresa jamás remontará.

¿Plan de viabilida? #EREAlten

En la última asamblea se habló del ‘modelo alemán de gestión de empresa’, que yo ignoraba pero que se supone que los propios trabajadores tiene voz y voto en la dirección de la empresa, en las medidas y evolución de la misma. Sueño con algo así, con poder decirle a unos cuantos que me sé ‘idiota, con tu actitud y manera de proceder te estás cargando la empresa’. Pero claro, es un sueño que en este país de empresarios de mentalidad ‘lo primero es mi bolsillo y luego ya, si eso, mi bolsillo y mantener la empresa’ jamás ocurrirá.

A no ser que los Reyes regalen a todos lo que El Roto ha sugerido. Soñar es gratis. Y desear ver colgado del palo mayor a ciertos elementos también. Todavía espero el alzamiento, la revolución social que acabe con este sistema que premia al incompetente, al egoísta y al ladrón frente al capaz, el bondadoso y el honrado.

Porque ¿de qué sirve una rebaja de sueldos o un ERE cuando los culpables de la situación (situación que parece no ser tan mala según a quién le preguntes) salen de rositas y siguen haciendo cuanto les place? El ERE debería aplicarse sobre ellos y sobre los directivos y apoderados, por incompetentes y responsables de cuanto pasa comercialmente (y en cuanto a gestión de RR.HH.) en Alten.

Una inocente carta a los reyes magos

Mientras tanto sólo puedo hacer una cosa: secundar la huelga indefinida que empieza el día 8 en la Alten SPAIn y desear que esa medida de presión resulte efectiva y reculen en las medidas que nos han impuesto y que nos quieren imponer.

Adiós y el martes a la calle (otra vez) a protestar, pitar y silbar.

PD: Porque no, no vendrá Lobo y arrasará este jodido planeta, no. Mientras tanto, a soportar a estos jodidos humanos de mierda y tratar que se comporten de una manera decente, sin joderse unos a otros como los despreciables subnormales indignos de vivir que demasiadas veces demuestran ser.

El precio de la evasión

Minirrelato tonto (no lo pongo en Eterno porque tiene un carácter tan puntual que no merece la pena) basado en una conversación que he sufrido esta mañana. No soy muy dado a los dialogados, pero creo que en esta ocasión no hace falta nada más.

El precio de la evasión

–Abuelo, abuelo: ¿Cuándo tú eras pequeño todas las personas estaban como ahora, cargadas con argollas colgadas del cuello, arrastrando cadenas?

–No, hijo, ¡qué va! Por aquel entonces éramos libres.

–Ah, ¿no? Entonces, ¿qué pasó?

–Si te soy sincero no lo recuerdo bien. Pero de lo que sí me acuerdo es de cierto partido, un poco antes de perder la libertad, en el que ganamos por segunda vez el mundial. ¡Qué momento más glorioso, hijo mío! Todos eufóricos y unidos, inundando las calles. Una maravilla. Por un rato se olvidaron los enfrentamientos, los piques regionales, las envidias… Entonces uno se sentía realmente orgulloso de este país, de esa bandera, de estos colores.

–Sí, abuelo, muy bonito. Pero si mientras veíais ese partido, cuando celebrabais esa victoria, os ponían las cadenas y os reducían a esclavos, ¿de verdad estabais para celebraciones?

–Hijo, eran malos tiempos. Crisis, muchas crisis. Por todas partes llovían palos. Y teníamos derecho a nuestro diminuto momento de evasión, ¿no?

–Ya, pero ahora lo pago yo con mi esclavitud, abuelo. Lo pagamos todos. Y tú también.

–No te preocupes. Es agua pasada. Como se suele decir: a lo hecho, pecho. Tú mira la tele, que esta noche hay un nuevo clásico.

–No tango ganas, abuelo. No tengo ganas. Ese enésimo clásico me ha costado muy caro.

***

Ya está. Vaya tontería de relato, diréis. Pues sí. O, según se mire, pues no. Cuando algo así representa la realidad actual se puede pensar de eso cualquier cosa menos ‘vaya tontería’.

Como veis el relato se reduce a  una conversación triste, seguida de silencio posterior más triste aun.

Igual que la que mantuve.

Yo hacia de niño; la otra persona persona asumía el papel de abuelo que, deslumbrado por las luces de los eventos, huye de la realidad negándose a ver el pozo al que vamos de cabeza.

–Todos tenemos derecho a evadirnos –decía.

–No –respondí yo–, si el precio es la libertad de nuestros hijos.

Y tras eso el silencio. Un silencio molesto, triste y patético como pocas veces lo he vivido.

Para algunos merece más la pena el solaz momentáneo que el protestar y luchar por un futuro mejor. La política del avestruz, del corre y no mires atrás. La política del cobarde incapaz de luchar por lo que tiene.

Conversaciones como ésta, que cada vez se suceden con más frecuencia, son las que me refuerzan en mi misantropía, y me refuerzan en mi deseo de un exterminio absoluto de la raza humana.

Mucho me temo que en este país de mierda tiene poca esperanza de salvación. La timocracia más el fútbol, unido a la cobardía, el egoísmo y el ‘juntémonos y vayan ellos’, tienen idiotizados a la mayoría de la población.

Adiós, culebras.

PD: Puede que dentro de un tiempo más que dirigirme a culebras tendré que hacerlo a cinturones, botas o sombreros, porque así acabaréis todos: muertos de hambre, pasando previamente por la (en muchos casos bien merecida) miseria. Otros quizá acabemos corriendo por las calles (a saber si protegidos con una máscara anti-gas y unas gafas) para tratar de defender no ya lo nuestro, sino lo de nuestros hijos.

PD II: Curioso que me vea involucrado en esta conversación y al rato lea este patético (por el mensaje que contiene) cómic de J. R. Mora.

No hay excusa: el jueves #29M, Huelga General

Hola, ofidios.

Iba a preparar un sesudo, largo e intenso post acerca de la necesidad de secundar la huelga general. Pero a estas alturas quien llegue a leer este blog ya tiene conexión a internet. Y si tiene eso tiene acceso a toda la información que quiera, y más. Si accede a internet puede esquivar la desinformación (educado eufemismo para no decir basura) mediática con la que nos bombardea la tele, la radio y la prensa.

Lo dicho, no voy a repetir lo que se ha descrito hasta el detalle en miles de sitios: la huelga no es sólo por tu bien, sino por el de todos. Por tus hijos, nietos, hermanos, amigos también. La segunda reforma laboral del #PPSOE, de seguir adelante, nos recortará derechos de una manera una más drástica que la anterior (que ya era la leche, durísima).

Esta entrada del blog va dedicada a los que no van a secundarla diciendo eso de ‘es que si hago huelga pierdo dinero, y no está el horno para bollos’. Que se den cuenta de unas cosas:

  • Si cobran muy poco, y esa situación les jode, que piensen que con la reforma van a pasar a cobrar menos aun. O nada. Un día de huelga en un sueldo pequeño no supone mucha pérdida económica… en comparación con lo que van a perder si no se revoca la dichosa reforma laboral.
  • Si cobra ‘lo normal’ (me horripila pensar en cuánto es eso ‘normal’, ¿mil miserables euros?) que se dé cuenta de un detalle. Pequeño. Nimio. De seguir adelante la reforma que no se extrañen si un día les bajan el sueldo ‘porque la cosa va mal’. Entonces ¿qué? Pues que llorarán, y recordarán ese ‘sueldo normal’ como si se tratara de ‘vacas gordas’. ¿Merece la pena perder un día de tu sueldo ‘normal’ para luchar por mantener ese salario ‘normal’ y quizá optar a uno mejor? Sí. Decididamente sí.
  • Si cobra más que ese sueldo normal tiene las mismas razones, o más, que los otros para hacer huelga. ¿Por qué? Pues porque de seguir la reforma en vigor vas a ser el objetivo del empresario. A ver, empanado: no quieren a gente con un sueldo tan gordo como el tuyo. No les rentas. Así que a tu jefe/gerente ya se le ocurrirá la manera (y el gobierno del #PPSOE no se lo ha puesto nada difícil, recuerda) de despedirte por dos duros. Y una vez en el paro vete a buscar un trabajo con un sueldo como el que has perdido. Entonces te darás cuenta de lo que tenías, y cuán difícil te va a resultar recuperarlo. Vamos, que con un sueldo alto la huelga también merece la pena. Y eso sólo por querer ahorrarse el salario de un día. ¿No cobras tanto, licenciao? ¿Te es tan necesario el salario de un día como para poner en peligro tu futuro y el de los que quieres? Si te pagan tanto supongo que se deberá a que te consideran listo. Pues demuéstralo y piensa en el futuro: secunda la huelga.

Pero veo que aun sin quererlo me enrollo. No voy a hacerlo más, joder: menos influencia de Esteban Rey.

Más de uno y más de dos no secundarán a huelga. Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos. Aunque puede que sea en el camino de ‘como la huelga ha tenido éxito ahora me apunto a las ventajas que han conseguido los cabrones huelguistas’. Vamos, el cobarde ‘juntémonos pero que vayan ellos’. No voy a decir que ese tipo de gente me da asco porque creo que ya queda claro.

Dedicada a esa basura humana llamada esquiroles les recomiendo la lectura de una entrada alusiva del Teleoperador. Que ustedes lo disfruten. Si trabajan el día 29 quizá nos vemos. Yo en el lado del cliente ‘curioso’, ‘pesado’, ‘olvidadizo de cartera’ o similar. Ustedes en el de gilipollas que no sabe que le están dando pero que bien por el culo (o que no le importa).

Lo dije hace ya más de tres años: o la gente de de este adormecido pueblo de borregos se empieza a mover o vamos a acabar emigrando a Marruecos.

Un saludo.

PD: Ya conozco personalmente a uno que le han despedido aplicándole la maravillosa reforma. Iba a secundar la huelga de igual manera, pero así me dan más razones. Que el esquirol piense en esto: mañana puedes ser tú. O tu hermano. O tu hijo. O tu padre. Luego te quejarás y llorarás, Boabdil de tres al cuarto.

Madrid, 15-M-2011: orgulloso de haber estado ahí

Hola, culebras.

Puede que no haya servido de nada, que los políticos, los banqueros y los medios se sigan riendo de todos los que desfilamos desde Cibeles a Sol reclamando una democracia real, que el gobierno recaiga de verdad en manos del pueblo. Sí, sería triste que todo esto se perdiera como lágrimas en la lluvia, pero puede que así ocurra.

En Cibeles

Aun así, lo puedo decir bien orgulloso: yo estuve allí.

He dejado en flickr un álbum con fotos comentadas como las que acompañan esta entrada del blog, para quien lo quiera ver.

Yo sólo era uno más en medio de  toda una multitud, un gentío protestando indignados, una masa que ha decidido que ha llegado el momento de alzar la voz y quejarse, dejar el comportamiento borreguil y adocenado que tanto desea el poder (el que sigue el lema de ‘consume, paga y calla’) y decir ‘BASTA YA’.

Los chulapos también están hartos Islandia y EFE La bota que aplasta II A pasar todos por al aro, pringados

No puedo negar que acercándome a Cibeles en el cercanías me decía ‘aquí sólo vamos a estar una panda de colgados, los de siempre’. Pero ya en Recoletos vi algo que me alegró bastante: chavales de no más de 18 años que acudía como yo. Y ya al llegar a la rotonda me encontré con la marea humana. Sonreí. Todavía hay un atisbo de esperanza: en este país de mierda, entre su gente de mierda (esa chusma aborregada por el jurgol) todavía hay algunos con sangre en las venas. Gente capaz de indignarse cuando ven que se desmantela todo cuanto le rodean, gente capaz de tener dos dedos de frente y saber que está en juego no sólo su presente, sino incluso el futuro de la siguiente generación.

Especial mención merece ese gran número de jóvenes, muchísimos más de los que había en las manifestaciones promovidas por los sindicatos mayoritarios: ya era hora de que saltaran a la calle y gritaran ‘esta boca es mía’. Al fin y al cabo son quienes más pueden perder. Me alegra muchísimo ver su reacción airada y combativa. Han demostrado que aún existe una posibilidad, porque si las protestas sólo las llevamos a cabo los más mayores, malo: un futuro muy negro nos esperaría.

Las nuevas leyes Manos arriba, esto es un atraco

Estuve entre esa multitud que demostró su indignación ante la situación que vive el país. A lo largo del corto recorrido no se produjo incidente alguno que yo viera. Al contrario, todo transcurrió con ánimo festivo y sin olvidar el cachondeo típico español, como con el Darth Vader y sus amigotes. Anduvimos desde el inicio en Cibeles a las 18:00 hasta Sol, donde se leyeron los manifiestos y discursos (el último de ellos acabó en torno a las 20:30). Dos horas y media de tranquila y vistosa manifestación de poder: el poder del pueblo cabreado con quienes nos dirigen nominalmente (clase política) y quienes lo hacen de facto (la banca).

La manifa en Sevilla II Primera intervención

Luego llegó el momento de la música (con un grupo de rap), pero para entonces yo ya tuve que regresar a casa.

Pancarta gráfica

Ahora los medios destacarán lo que más les conviene a sus amos: los incidentes, los detenidos en los enfrentamientos. Así está la prensa: frente a unas movilizaciones populares en cincuenta ciudades de todo el país, sólo se resalta las salvajadas puntuales de unos pocos energúmenos. Manipulación de la información, y una nueva muestra de cómo el periodismo no es sino la voz de su amo, el político y el banquero.

Eso la prensa de aquí. La de fuera no se ha callado.

Menos mal que existe internet para divulgar lo que otros no quieren. En forma de vídeos, o texto por ejemplo.

Por fortuna esto no va quedar aquí. Habrá más manifestaciones. Y yo estaré allí.

Un saludo.

¿Se acerca el momento decisivo? 15 de mayo de 2011

Hola, reptiles.

Hace tieeeeeeeeeempo ya hablé de una porra revolucionaria (por supuesto el número de participantes en dicha porra fue diréctamente proporcional al seguimiento de este blog 😛 ). Han pasado los años y parece ser que ahora sí que se mueve la gente. ¿Qué ha hecho falta para que algunos salten? Aquí van una lista, ni de lejos exhaustiva, de las posibles razones:

Estas y muchas más cosas han movilizado a una parte de la población. Mientras, buen parte del resto les hace el juego a quienes les explotan y sólo se preocupan del enésimo clásico (sin darse cuenta de que esa panda de millonarios sobrepagados se ríen de sus miserias), por las interioridades de piltrafas humanas o de intoxicarles haciendo que ataquen a quienes, más que menos, tratan de que mejoren sus condiciones (aunque a veces la caquen y bien).

Pero, como he dicho, la cosa cambia. Un movimiento ciudadano y no vinculado a ningún partido político ni sindicato se prepara para salir a la calle de manera coordinada: ¡Democracia real ya! El próximo 15 de mayo, a siete días de una nueva tomadura de pelo llamada elecciones municipales, empieza el pulso entre esos ciudadanos anónimos y la corrupta y endiosada clase política que se deja manipular por los bancos. En Madrid esa clase política se ha dado cuenta de que no los puede callar así a las bravas; en Toledo los políticos ha decidido que las protestas ciudadanas contra banqueros y los políticos no deben salir a la calle (así son ellos de listos, incapaces de pensar que esa actitud bien puede suponer de manera automática la pérdida de votos de todos los manifestantes).

Por fortuna en Madrid, como digo, la manifestación va a efectuarse. Y habrá que ir: día 15 de mayo a las 18:00 de la tarde desde Cibeles a Sol. A abultar. A protestar. A exigir que rueden cabezas.

¡democracia real ya!

Yo voy. Porque quiero una democracia de verdad ya mismo.

Un saludo.

Democracia real ya

Hola, culebras.

El lunes descubrí este movimiento de Democracia real ya vía meneame. Quien siga un poco mi web verá obvias semejanzas entre mi discurso político (sobre todo recientemente) y el que se lee en esa web.

Por supuesto, hasta ahora lo mío era predicar en el desierto (y dado lo humilde de mi web así sigue siendo). Pero antes, además, sabía que en ningún sitio ocurría nada que me diera esperanzas.

Pero la situación ha cambiado.De unos meses a ahora se empiezan a sublevar los que durante años he pensado que eran tontos sin remedio: los árabes. Sí, tal cual como suena: siempre he pensado que esa gente eran tontos. Cientos de millones de hombres, mujeres y niños, viviendo en la miseria mientras sus pies pisan alguno de los territorios más ricos del planeta; cientos de millones de personas sometidos a dictaduras y a tiranías medievales, sistemas políticos casi sacados de un libro de historia antigua; cientos de millones de seres humanos sometidos a una religión tergiversada y deformada hacia el terror. Cientos de millones de tontos que sufrían todo esto en silencio, o incluso matándose entre sí. Tontos.

Pero ya no pienso así. Están dando toda una lección al mundo de lo que la gente sencilla y humilde, unida, puede hacer. Están demostrando que la paciencia tiene un límite, que no todo se soporta.

Están gritando un descomunal aviso para navegantes.

En el ‘mundo árabe’, ese extraño planeta dentro de un planeta, la mecha ha prendido. Y la mecha ya se ha alargado a otros polvorines, como China o Estados Unidos.

¿Prenderá en España? Sinceramente deseo que sí. Que la gente reaccione de una vez. ¿Quién? Los que ponen a parir a Zapatero (como si él tuviera la culpa de todo, incluso del forúnculo que le ha surgido a Juan en la nalga izquierda por no limpiarse correctamente: de eso también tiene la culpa Zapatero). Los que hablan pestes de la basura de los políticos en general. Los que piensan que los gobernantes sólo en los ciudadanos de a pie una vez cada cuatro años, negándose el resto del tiempo a escuchar sus palabras. Los que saben que los banqueros son los enemigos públicos números uno no del estado, sino de cada españolito. Los que entre hipoteca, luz, gasolina y comida llegan mal (o no llegan) a fin de mes. Los que se han quedado sin casa. Los que están a punto de quedarse sin casa y están peleando ante los tribunales contra una ley que el poder se ha negado a anular (y es que nos lo ponen bonito). Los más de cuatro millones de parados que ven cómo no consiguen trabajo, y que cuando lo encuentran es a cambio de un sueldo tercermundista. Los que saben que algo tan importante y nuestro como nuestra sanidad pública está siendo desmantelado para que la empresa probada la destroce. Los que han visto cómo el estado regala dinero a los banqueros. Los que mientras empresas españolas baten récords de beneficios ven cómo les condenan a posponer su jubilación.

Las cosas se pueden hacer de otra manera, e Islandia así lo demuestra. Menos ver el puto furgol y más mover el culo por el futuro de todos. Tuyo, mío, de nuestros hijos. Hay que salir a la calle. Hay que dejar las urnas vacías, o por lo menos llenas de votos para otros. Hay que moverse. Porque nada cambiará mientras este sistema se mantenga.

Estamos ante un posible punto de inflexión.

Los políticos empiezan a acojonarse ante iniciativas tan legales y poderosas como el #nolesvotes (vale, se trata de una plataforma surgida de una manera absolutamente penosa, la movilización de gafapastas acomodados acojonados cuando su juguete se lo querían quitar de las manos, burguesitos que si bien han pataleado cuando les apartaban el chupete no hicieron nada por temas mucho más graves).

Y ahora surge esta otra plataforma: democracia real ya.

No pido revueltas como en Egipto, ni una guerra civil como en Libia (ya hemos completado el cupo por varios siglos). Sólo hace falta que se sucedan claras demostraciones de poder. Que el poder establecido sepa que hay otro poder, el del pueblo.

Por ello, porque aún deposito algo de confianza en la gente de este país, pongo en la columna de la derecha de esta web el banner de Democracia real ya.

¡democracia real ya!

Todo porque no quiero pensar que ahora que los árabes han demostrado ser listos, los españoles demuestren seguir mereciendo con razón el calificativo de tontos.

El pueblo puede.

Chau.

Seguimos con ejemplos de los que nos gobierna

Hola, ofidios.

Hace unos días hablaba de una elementa que tiene un cargo oficial pero que, sin embargo, se puede decir que no sabe hacer la O con un canuto: me refiero a Isabel López i Chamosa.

Como alguno que otro ya sabrá, durante unos días esta señora adquirió fama (de ese tipo efímero y muchas veces patético que abunda en internet) por la horrible sintaxis, por nefasta y vergonzante manera de expresarse, ya hablando (y admito que ese aspecto resulta en gran medida excusable, dado que cada uno tenemos una serie de dejes o acentos que hemos ‘mamado’ desde pequeños y que resulta muy difícil abandonar), ya escribiendo en un blog. Como ya dije el saber escribir no tiene ninguna excusa para un cargo público, y menos aún en el caso de uno que se permite el lujo de admitir que lo escribe mientras se sienta en el hemiciclo (acumulando tiempo para conseguir esa pensión que a otros les niegan).

Pues bien, en el blog de esa señora se acumularon numerosos comentarios en su contra, la inmensa mayoría de ellos en referencia a su pésima manera de escribir. Para defenderla saltaron a la arena un par de personas, que demostraron su incapacidad no sólo para argumentar, sino su disposición a rebajarse a ese nivel de discurso que ellos mismos declaraban detestar. De igual manera saltó la propia Isabel, sólo para excusarse soltando la desfachatez de que escribía lo que escribía con mucha prisa porque lo hacía desde su escaño.

Sin más comentarios.

Entiendo que al partido (y por supuesto a la aludida) moleste el manteo que ha sufrido esa persona, pero es que no tenía defensa posible visto el despropósito de su blog. Lo que no se entiende es que las decenas de comentarios de esa entrada hayan sido literalmente borrados del mapa, eliminados sin dejar rastro (incluso sin dejar rastro dentro de blogger) dejando colgados en la web menos sólo diecisiete.

2011-01-17 ELeccionesCatalanas

Pero de algo sirve lo de ‘afiliarse a los comentarios de una entrada’: aquí están en formato imagen, dado que no he sabido sacarlos del gmail de otra manera sin que pierdan el formato, casi todos (los que tengo almacenados desde que me adherí a la entrada.

Comentarios Chamosa 1 Comentarios Chamosa 2 Comentarios Chamosa 3 Comentarios Chamosa 4 Comentarios Chamosa 5

Si la señora Isabel, o alguien de su partido, ha pretendido eliminar/censurar los comentarios desfavorables que contra ella y su manera de escribir algunos internautas han colgado, va a ser que no.

Un saludo y no uséis la censura, políticos, que quedáis peor aún. Si cabe.

La gran inocentada

Hola, ofidios.

La mayor inocentada, la más grande, la puedes ver en el siguiente vídeo. Más concretamente en el minuto dos con veintitrés segundos:

Porque… es una inocentada, ¿no? ¿Un canal de 24 horas de noticias y reportajes sustituido por 24 horas de hoygan vividores descerebrados? ¿A eso se reduce el futuro en lo que se refiere a programación televisiva?

Si es cierto tendré que repetir de nuevo el mantra: ‘mierda de país; mierda de humanos’. Repetirlo y seguir implorando porque Stephen King sea más visionario de lo que él mismo se imagina.

Adeu.

PD: Acabo de ver este promo y me parece que le falta algo.

¿Qué le falta? No sé… la lápida del desgraciado de CNN+ en jardín posterior, quizá.

¿Qué pensará el rubito e inocente Cuatro cuando descubra lo depravado que es su nuevo casero/padre? ¿Se unirá a la orgía fisgando a 7 a través de una rendija en la pared mientras ésta se desnuda, sodomizando a Factoría con la caspa nacional o pervirtiendo a Boing con los cuentos pornorwelianos del Gran Hermano?

Ellos lo llaman democracia

Hola, culebras.

Siempre he pensado que este sistema político en el que vivimos en vez de llamarse democracia debería recibir el nombre de timocracia, porque durante unos días una panda de falsos venden la moto, se les llena la boca de promesas, y en cuanto están en el poder ‘donde dije digo digo Diego’, y si te he visto no me acuerdo (y para demostrar la manera en que esto ha calado en la sociedad que vean el anuncio creado para el juego ‘Quien soy electrónico’ de Diset. Pena que no lo encuentro por ningún lado para enlazarlo).

No alabo el sistema anterior, ni de lejos, pero al menos en él se sabía de sobra lo que había: ordeno y mando, y si no te gusta o te jodes o te largas del país. Aquí y ahora es lo mismo durante cuatro años menos cuatro semanas de campaña. O quizá incluso peor: al menos antes podías echarle la culpa de cómo estaba todo de mal al tipejo cuyo careto venía en todas las monedas; ahora, por mucho que despotriques del de las cejas, quienes mandan de verdad en esta timocracia son unas cosas llamadas mercados y lobbies de poder. Vamos, que ya ni siquiera el culpable es un canijo con mala leche, un hijo de puta patrio. Ahora la mierda que nos dirige, la bazofia que nos acerca cada vez más a una calidad de vida similar a la del vecino del sur, nos llega importada ya desde Bruselas (algo que hasta cierto punto veo incluso lógico), ya desde el planeta bursatil, la galaxia banquera, o incluso desde el país hipócrita por excelencia.

¿Y qué ocurre cuando la gente intenta mover el culo de la reducida manera que puede, a modo de pequeña revolución digital? Pues suceden cosas como estas: un impresentable (vía teleoperador) que se cree que la gente no puede llamar a su grupo político para saber qué van a votar. La actitud de ese subnormal (pena que no se descubra su nombre y apellidos, y se le despida de manera fulminante) sirve como indicativo preocupante de lo que sucede con este sistema. Eso y que otros se dediquen a juguetear con el ordenador en las sesiones. Vergüenza siento al saber que ocupan el sitio que ocupan, cobran lo que cobran y ostentan el poder que ostentan analfabetos y prepotentes como estos. Vergüenza ajena, por supuesto, que no suya: ellos no la tienen al hacer lo que hacen, al decir lo que dicen, al prometer lo que prometen para luego olvidar lo que olvidan. Total hasta dentro de tres años y medio pueden hacer lo que les da la gana, y que ningún currito les chiste.

Mención aparte merecen los hipócritas (veo que en esta entrada esta palabra se va a repetir ‘un poco’ 😛 ). Me parece de risa que el duermeovejas éste hable de dictadura cuando él apoya un sistema antidemocrático como del que hablo, la timocracia, más que nada porque se trara de uno de los que pierden el culo la hora de sacar su dinero del país, todo sea por acaparar más y más, y si evitar ayudar al país, mejor que mejor. Al menos sabemos de qué lado están, del de algunos de los lobbies que tratan de manipular gobiernos e imponer leyes. Por cierto, leo que con eso mismo ha saltado el caranimal. Venga, ahora que esos lobbies, ricachones defraudadores o directamente expatriados voluntarios para evadir impuestos sigan presionando a ver si cuela en otra ocasión. Y saldrá, seguro, pero para entonces espero que la burla que descubierta para mucha más gente.

Ellos lo llaman democracia; yo lo llamo timocracia, un nuevo modelo de despotismo ilustrado lleno de hipocresía.

Jodidos humanos de mierda. Pena de Martillo de Dios que os caiga a todos encima… aunque sea por navidad.

Un ejemplo de lo que nos gobierna

Hola, culebras.

No me voy a explayar mucho con esta criatura, porque es indigna de semejante esfuerzo. Responde al nombre de Isabel López i Chamosa, y es diputada por Barcelona por el G.P. Socialista ( GS ).

Me llamó la atención al verla en la tele como portavoz del Partido Socialista para el Pacto de Toledo. Me pareció que su intervención era… ¿cómo decirlo? ¿atolondrada? Pero vamos, nada nuevo entre esa jauría política que nos dirige o nos opone.

Sin embargo esta tarde a través de menéame llegué por casualidad a su blog (sin saber que le pertenecía a ella) y me quedé de piedra. Sé que con los años me hago más intransigente en lo que se refiere a escribir bien, sí, pero lo de esa web me llegó al alma: no pude llegar al segundo párrafo del último post. Copio y pego esa joya:

ELecciones Catalanas

Como todos/as conocéis, el proximo 28 de noviembre celebramos elecciones en Catalunya, por lo cual estamos emplena campaña electoral. El primer fin de semana se han dicho cosas que desde mi punto de vista de deberían sacar los colores al que lo dice: primero fue el Candidato Artur MAS, que acusa al PSC de recurrir al primo de Zumosol (en referencia a Zapatero ). Pues sí, señor MAS, los socialistas catalanes formamos parte de una gran familia socialista con parientes en España, en Europa y en el mundo, de lo cual nos sentimos muy orgullosos. Lo siento por usted si su familia es tan pequeña que no pude contar con madie.

Todo es suyo, absolutamente suyo, desde las primeras ‘ELecciones’ al último ‘madie’. Im-presionante.

No pude evitar poner un par de comentarios (creo que moderados) y me añadí al seguimiento de los mismos. Entre ellos la mayoría coincidían en mayor o menor medida con mi opinión: no era el único que pensaba que, más allá de los ideales políticos, hay que saber mantener las formas. Más aún, dado que su trabajo es cara al público, como representante de los ciudadanos, debe tener un mínimo de educación y pericia en esto que es nuestra lengua.

Los comentarios siguieron, con algún que otro amigo de la dueña del blog tratando de… de… algo. Porque si eso era defender a la señora Isabel, mejor que se hubiera callado.

Pero es que en eso que aparece un comentario de la propietaria del blog. De nuevo copio y pego de manera literal:

Bueno, me alegro muchisimo que nuestra juventud esté tan bien preparada y sin faltas de ortografia, porque eso es bueno para el país, pero lamento que tengan tan poco talante democrático como para no tolerar la opinion diferente, y que toda su critica se base en que he puesto palabras mal escritas. Si se lee bien se entenderá enseguida que ha sido al hacerlo desde el escaño y con rapidez. Quiero decirles a todos los que se creen mas preparados que yo que me alegro mucho por ellos y que cada cuatro años todos tenemos la oportunidad de presentarnos a las elecciones, es decir, sometermos a la voluntad de los ciudadanos. Ellos con su voto nos ponen a cada uno en su lugar.
Por otro lado quiero agradecer a todos los que ponéis vuestros comentarios en un sentido o en otro vuestras aportaciones, porque soy de las que piensan que en el debate salen las buenas ideas y los mejores acuerdos. Y a los que tienen tanta cultura y son tan perfecto, decirles que no se mezclen con las obreras como yo: vosotros no perdéis nada y yo sigo feliz cumunicando con los ciudadanos que por encima de todo nos respetamos los unos a los otros.

Como he dicho no voy a hacer muchos comentarios de esta señora. Sólo uno: en su intento de echar balones fuera, de decir ‘pos facedlo vosotros que sois tan listos’ y demás, ha dicho lo que más podría tocarme los cojones. ¿El qué? Pues algo muy tonto: admitir que mientras está en el puesto para el que se supone la han elegido, el congreso de los di-puta-dos, ella se dedica a trastear con internet y poner ‘sobre la marcha’ entradas vergonzantes a un blog. A ver si lo entiendo: excusa su falta de rigor a la hora de escribir aduciendo que lo hace mientras está trabajando en eso para lo que se la paga una pasta.

Bien. Lo has bordado, Isabel. Me siento más tranquilo sabiendo que parte de los impuestos que pagamos todos esos pringados a los que tus amigos y tú queréis alargar la edad de jubilación se invierten en que hagas novillos. Y, por supuesto, lo del blog es lo que en tu palurdez has admitido. Luego esta lo que no admitirás en público… Habráse visto pedazo desfachatez e inconsciencia. Que todos los políticos sean tan torpes como tú, Isabel, que la revolución se producirá más pronto que tarde.

Chau. O ‘arrevoire que dijo voltaire’.

El Apocalipsis ha llegado

Hola.

No soy católico pero por circunstancias familiares y geográficas he mamado esa religión desde pequeño. Además de ello siempre me he declarado declaro ateo y escéptico: la verdad está en la ciencia (y en ‘ciencia’ no incluyo engendros subjetivos como la psicología, la grafología y demás tomaduras de pelo), y la matemática y la física son las únicas herramientas válidas para describir la realidad.

Sin embargo, aun con todo eso y mal que me pese, una idea estúpida se me está clavando poco a poco en la sesera: que la panda de soplagaitas-embaucadores-magufos (encabezada últimamente por el impresentable Friker Jimenez) tenga razón en patrañas como las profecías de San Malaquías. ¿Porqué pienso eso? La raíz del asunto no se limita a que la Gloria del Olivo (léase con el sonsonete de Azucar Moreno) haya llegado justo cuando la iglesia católica está pasando (al menos en Ejpaña) quizá uno de sus peores tragos en sus dos milenios de existencia (y es que, aun siendo curas, les gusta la carne, el lechal, el ternasco y el recentalhumanos). No, esa no es la única razón que me lleva a pensar que el Apocalipsis ha llegado: todo parece apuntar, según los medios y la política, que el mismísimo Anticristo se ha revelado a la humanidad, y responde al nombre de Julian Assange.

Todos los países supuestamente civilizados están luchando contra esa entidad maquivélica que amenaza que hundir la civilización (aunque por ahora no acaban de ganar). Se le persigue, se le acosa, tratan de cortarle la cabeza, los pies… Nunca ha habido tamaña reacción contra una sola persona. Mientras se ha iniciado la caza de la anticristo en otros sitios hay partidos xenófobos y neonazis pululan en muchos paises (incluso el nuestro, ) y no se les ataca como a este hombre y a su obra. Al mismo tiempo que los neutrales dejan de serlo hay estados represores que siguen secuestrando a personas supuestamente buenas (no tan buenas según esos mismos estados), o bien haciendo de su capa un sallo con lo que quieren (ya sea auténticamente patrio o no). Simultáneamente a que Scotland Yard encierra al Anticristo, otros dirigentes se comportan casi como semidioses, o incluso como propios dioses.

Y no pasa nada. O casi nada: la revolución en mátrix empieza a ser algo más real que penosas cibermanifas.

Sin duda, según nos quieren hacer ver lo medios,  Assange es el Anticristo: con él la civilización se va a hundir. Pero tranquilos, que tras ello llegará la nueva Jerusalem, un mundo felizo no tanto (si bien cada día estamos más cerca de una mezcla de esas realidades, con lo peor de cada una).

A ver qué sucede en los próximos meses y años gracias al poder del Anticristo: la información y wikileaks.

El examen de la huelga

Hola.

Ha pasado ya casi un mes dos meses de la huelga. La huelga, por si alguno todavía no se ha enterado, se realizó por la reforma que el gobierno supuestamente socialista (pero que en realidad se está portando como de derechas) ha aprobado por decreto ley.

A lo largo de los días que siguieron a la huelga en la inmensa mayoría de los medios de comunicación, por no decir todos, se hizo balance del resultado de la misma. Se la pasó a examen, como se suele decir.

Pues bien, yo no voy a hablar de ese examen. Pero sí que voy a hablar de otro examen, uno vergonzante y que deja a las claras la catadura moral de la persona que lo protagoniza: una profesora de sexto de primaria que, no sólo no secunda la huelga (algo perfectamente válido, ejerce su derecho a ello), sino que escogió ese día, ese preciso día, para ponerles a los niños un examen. Un examen que si no iban a clase suspenderían y cuya nota además contaría para la evaluación. Me pareció nauseabundo en su momento, y me sigue pareciendo nauseabundo ahora, por lo que lo pongo aquí parta que quede constancia de ello. ¿Qué pretende esa maestrucha, coaccionar a los padres para que no hagan la huelga bajo la amenaza de que niño que no acuda a clase, niño se llevaría un suspenso? ¿Así es como defiende su postura, implicando a los niños en algo ante lo que realmente no tienen ni culpa ni capacidad alguna de defensa?

Sólo puedo decirte una cosa, maestra del C.E.I.P. Victor Pradera (Leganés): con esa medida perdiste todo el respeto que te tenía. Soy hijo de maestra de primaria, y por eso sé de sobra el tipo de trabajo que tienes, lo que me hace inconcebible e injustificada tu medida. Vergüenza me das como profesional al manipular a los niños. Pena me da que no pueda hacer que te despidan. Una cosa son tus ideas, otra meter a los niños en ellas bajo amenaza de suspenso.

Adiós.

PD: Sí, al final no puso el examen, pero es se supo el día 30, a toro pasado.

Una profecía fallida y una nueva

Hola, culebrillas.

Hace tiempo hablaba de una cosa que podía suceder, y que todavía no ha sucedido: el magnicidio de Obama. Se ve que los americanos son un poco más civilizados (aunque tampoco mucho) de lo que pensaba y no practican el tiro al blanco. Pero no lo puedo evitar y predigo un nuevo magnicidio, en este caso de la disidente birmana esta han liberado hace poco. No sé porque pero no me sorprendería nada que siguiera los pasos de otra mujer que dio caña donde ‘no debía’, Benazir Bhutto. A ver qué pasa en los siguientes meses/años.

Un saludo.

PD: Por supuesto (y cambiando ligeramente de tema visionario) este país de mierda llamado *sp*ñ* ya no se merece ni la más alocada profecía. Simplemente va a convertirse en el miembro norteño del Magreb. Que la gente siga con el Sálvame y con el jurgol, y que cuando se nos venga el país encima ya nos salvarán la Esteban y el CR9 de turno. Porque al fin y al cabo eso es este país: ∑M(ierda descerebrada).

txisko.com ha sido baneado de google

Hola, culebras.

Lo de ‘hola’ es por decir algo, ya que puede que nadie lea esto 😛 Tal y como indica el título de esta entrada, los señores de Google han decidido que esta web (y junto a ella mi nombre oficial y mi mote) no debe aparecer en sus listados tal y como antes aparecía, en los primeros puestos de las respectivas búsquedas. O eso o una conspiración judeomasónica intenta hacer aun más gris mi vida, volviéndome ya por completo invisible en esto de internet.

Hace unas semanas atrás (a lo sumo tres) que me llevo fijando en que las estadísticas de acceso al sitio han bajado en picado. A ver, no es que hubiera muchos accesos (al fin y al cabo este sitio no es nada más que un humilde blog personal), pero es que se habían reducido prácticamente a cero patatero. Hoy me he acordado de mirarlo de nuevo y he comprobado sin lugar a dudas que el dominio raíz, txisko.com, ha sido sacado de google. Aun se mantienen los subdominios, pero lo que se refiere a búsquedas por mi nombre ya mi dominio no aparece por ningún sitio: estoy totalmente borrado.

Antes ponía en google ‘txisko‘, ‘francisco ruiz fernández‘ o incluso sólo ‘francisco ruiz‘ y aparecía el primero. Había otras palabras con las que también salía en la primera página, como ‘carrefouronline‘, por ejemplo, o ‘seur carrefour‘ y ‘timo red6000 navidad‘.

Esto ya no es así: ahora ni aparezco. Desapareció mi web en lo que se refiere a Google (no sé porqué pero uno de las escasas apariciones que hay de mi web aun en los resultados de Google es la de ‘txisko.com/tag/navidad/‘).

Acompaño unas tristes capturas de pantalla a modo de ‘prueba’, si se puede decir eso, de que ya no existo.

'francisco ruiz'

Aviso: Si alguno pretende encontrarme en la calle de Talisio, Madrid, lo lleva crudo 😉

'francisco ruiz fernandez'

Realmente me intriga qué narices habrá en la calle Talisio con mi nombre. No, no usaré Google para descubrirlo.

'txisko'

Después de años lo consiguió: el restaurante de El ciego consigue estar en cabeza de la búsqueda por ‘txisko’. Que no espere que le felicite si él es el culpable de mi defenestracion de Google. No sé si poner un esmaili de coña 😛 , uno de enfado }:-|, uno de tristeza 🙁 o de qué. O nada.

He rellenado el formulario de Google para añadir el sitio a sus sistemas, pero la verdad es que no tengo mucha fe en que sirva de algo. Si, tal y como me temo, la situación no se repara tendré que aguantarme y convertirme en un fantasma internetero (o googlero, que se puede decir que es lo mismo).

Voy a ir practicando el ulular lastimero y fantasmagórico. ¡Uuuuuuuuuuuhhhhhhhhh! ¿Qué tal? ¿Bien?

Chao…

PD: Hay que joderse con las preocupaciones que tiene uno…

PD 2: Me he dado de alta en las herramientas de webmaster de Google, aplicándolo a este dominio, y lo confirmo: para Google, de mi dominio raíz, sólo existe la dirección txisko.com/tag/navidad/. Y para él no existen ni feeds ni leches. Sólo el tag de navidad. He comprobado que no sé porqué el archivo de robots estaba vacío. ¿Puede eso ocurrir así porque sí? Me mosquea porque no recuerdo haberlo tocado en años, y juraría que lo dejé activo para todos los buscadores. ¿El hosting me la ha jugado machacando el viejo? Lo veo muy extraño…

De todas maneras a saber qué cojones han hecho en Google con el resto del dominio. Buscaré alguna manera de hablar con ellos para que me lo expliquen.

Las españas capturadas en Google Reader

Hola, culebras.

Otra muestra de las chorrocientas españas

Esto de al lado me lo encontré ayer mientras leía el gReader. Se trata de una maravillosa y sintomática muestra de la situación estúpida, surrealista y balcánica de este país, una tierra que realmente ya nadie puede llamar ‘suyo’ sin miedo a recibir ladridos desde alguna oscura esquina.

Mientras unos (el nuevo poder en uno de los dos territorios más ‘quiero ir a mi bola’) intentan que la realidad lingüística se ajuste a la puta-olvidada-y-recordada-según-venga-en-gana, otros (aquellos cuyo gentilicio allende este país ha sido sinónimo tanto de ‘lo nacional’ como de palurdo y estúpido) se ofenden por el uso en sus cortes de la supuesta lengua común.

Este país de la pandereta dentro de unos años, Cthulhu mediante, se convertirá en una panda de reinecillos taifas: algunos harán de madera (triste y llena de añoranza), otros de tripa (el quiero pero no puedo hacer el ruido de antes), unos pocos de grapas (luchando por volver a aglutinar lo que ya no se puede aglutinar) y el resto de escandalosas chapas (dispuestas a seguir con la juerga que nunca dejaron sea como sea).

¡Imperium fail!

Y que yo lo vea.

Humanos, asquerosos humanos…

Mi respuesta a Buzz de Google.

Hola, ofidios.

Entrar en gmail, desplegar la pestaña de ‘más etiquetas’, ir a la sección ‘Etiquetas del sistema’ y en la línea de Buzz pulsar ‘ocultar’. Por supuesto, no darse de alta en ningún momento. Feisbuc, Tuiter y demás chorradas pierde-tiempo para otro.

De nada.

Opinador vs ‘muchos otros’

Hola, culebras.

La verdad es que mi misantropía me suele impedir implicarme en los juegos de estas criaturas despreciables llamadas humanos. Sin embargo de unas semanas acá asisto a un penoso intercambio de comunicados (penosos en parte por lo escandaloso del tema, y en parte por la relevancia que está adquiriendo cuando hay otros -léase el paro- muchísimo más preocupantes ante los cuales no hay ni comunicados globales interneteros, ni reuniones con el ministro de turno ni nada e nada) entre dos bandos.

Entre los del ‘otro’ bando hay uno que me hace mucha gracia porque en esto parece lo único que desea es subir en google, mejorar su pagerank. Hoy me ha dado por satisfacerle un poco. Ahí va una chorrada cortita, en plan twitter, para que su ego crezca una infinitésima más.

Érase una vez un opinador ignorante. Opinaba de lo que otros hacían, y/o de cómo lo hacían. Hasta que uno de ellos mostró otra manera de actuar. ¿El opinador se callará, enterándose de verdad de qué va el asunto? ¿Rectificará? Habrá que esperar su próximo movimiento.

Espero que el opinador se sienta satisfecho por estos milisegundos de gloria que desde este antro internetero se le ha dispensado (si agarra subida de sueldo quiero mi parte, por infinitesimal que ésta sea; si le dan alguna colleja sus mecenas, mejor que se las quede todas él).

Ale, adiós.

El postre de la comida dominguera, según La Sexta

Hola, culebras.

Aunque en esta ocasión en vez de culebras podría decir ratas, cucarachas e insectos de tipo plaga en general. Os voy a hablar un poquito el porqué los amigos de La Sexta se han ganado el ser zappeados (cambiados de canal, contraprogramados o como más os plazca) en la hora de la sobremesa.

Nos hemos fijado ya desde hace unas semanas, pero hoy ha sido la confirmación definitiva. Imaginad: las dos del mediodía (o de la tarde, según se diga) de un fin de semana, y uno aprovecha a poner el telediario mientras come. El telediario de La Sexta, como cualquier otro, está manipulado, tiene su componente sectario y tal, pero ese tonillo jachondo que a veces sacan nos hace ponerlo de vez en cuando (para humor más basto y/o burdo ya tenemos a Cuatro, Telemadrid y, rozando el rizo, Intereconomía).

Pues bien, nuestra comida avanza con un primer plato, el segundo y, por fin, el postre, a medida que escuchamos las noticias nacionales, las internacionales y las menos interesantes de todas, el deporte. A decir verdad el deporte nos entra por una oreja y nos sale por la otra, y mientras tanto nos tomamos el postre. Ya se sabe, con la panza llena se soportan mejor las estupideces, y además el sopor incipiente colabora a ello.

Así pasa el rato y termina el telediario.

Oye, ¡que van a decir el tiempo! A mí muchas veces ese apartado me importa un pimiento. Ésta es una de las pocas cosas en las que coincido con Isaac Asimov, en que la meteorología es una ‘ciencia’ que nunca va a llevar a nada (quien no crea que el viejo dijo eso que se lea Preludio a la Fundación). Pero a ellas no: lo quieren ver porque se creen lo que el iluminado de turno augura. Pues vale, lo vemos.

Ale, ya está: pasó el tío del tiempo soltando sus elucubraciones. Acabó el telediario, concluyo el informe metereológico, y nuestro estómago empieza a reclamar un ratito de relax: la siesta llama. En ese preámbulo al letargo, en un estado más o menos cercano a como se debe sentir un zombie que acaba de zamparse el cerebro del pardillo de turno, nuestra tele sigue encendida. En La Sexta, por supuesto, dado que nadie se ha molestado en levantarse a coger el mando  Lo dicho, acaba el tiempo, empiezan los anuncios y ¿qué aparece como postre televisivo a nuestra comida? Pues esto: un anuncio de un matarratas, matacucarachas, matabichos (nota: el anuncio que enlazo está en inglés, mientras que el que emiten aquí lo hacen doblado a un perfecto mejicano). De todas maneras para lo que me interesa decir aquí el idioma da igual: lo importante se aprecia en las imágenes, bien explícitas, A mi personalmente este tipo de criaturas (ratas, cucarachas, etc.) no me dan ningún asco,pero no pueden decir lo mismo las personas que me rodean. Hay a quien se le revuelven las tripas del sólo mentarlas.

Perfecta sobremesa. Y todo gracias a la programación de comerciales de La Sexta. Si el postre que nos recomiendan los programadores de esta cadena consiste en anuncios ante los que más de uno tiende a vomitar, enhorabuena, señores de La Sexta, lo han conseguido: ya tienen un puñado menos de televidentes en esa franja horaria,

Si será por canales…

Un saludote.

PD: Me da que cada vez está más cerca el momento en el que el cable de antena que entra a nuestro televisor desaparezca, sustituído por un cable VGA (o uno HDMI o el similar de turno) conectado a un ordenador. Seguro que entonces obtendremos televisión de calidad. Y sin anuncios inoportunos.

PD 2: Se nota que la siesta no me ha sentado bien. Existen en la red versiones en castellano de los anuncios del timabobos ese. Aquí hay uno, y la versión larga que ponen en La Sexta. Este otro no es del mismo producto, pero puede que sí sea más eficaz. Al menos te ríes un poco.

El abismo cada vez más cerca

Hola, culebras.Como tengo ganas, voy a soltar un poco de esa mala baba (realismo lo llamo yo) que los conocen saben que poseo. Dado que son temas que en el trabajo no los puedo hablar sin que me tachen de tremendista (o algo peor), y que en casa ya está bastante hablado, lo suelto aquí. Quien no quiera leer la chapa que viene ahora, una de esas chapas de viejuno quemado y algo amargado de este asqueroso mundo lleno de humanos dignos de un exterminio masivo (‘quién soportará a éste de viejo…’, C.G.B. said), puede escuchar un poco de buena música, a la espera de que actualice los otros blogs literarios (en stand-by por una lamentable falta de tiempo. No sé de dónde lo saca este fenómeno).

¿Preparados? A la de una, dos, tres… ¡voy!

Hace unos días uno suelta que había que empezar a pensar en dar caña a los banqueros. Al rato uno de los jefes de ese ‘bocazas’ le desdice: no, no les podemos hacer esos a los preciosos banqueros. Les aguantamos todo, y más.

Ahora, el banquero padrino, el capo de capos, con ese aire chulesco típico del que se sabe dueño de toda una comunidad autónoma (y ya de paso de medio país), dice que no, que su dinero es suyo, sólo suyo, y que se le prestará a quien le dé la gana. Vamos, que ese dinero que el malvado estado le dio hace unas semanas el sector de la banca ya lo ha fagocitado, digerido y metabolizado, asumiéndolo como propio.

La relación banca-sociedad, visto lo visto, pasa de ser una forzosa simbiosis a un horrible parasitismo.

Entre medias, los empresarios que sin duda se están regocijando con las cifras del paro, que suben y suben. O al menos eso parece, ya que están deseando despedir a más y más gente. Ya se sabe ese viejo adagio, conocido por todos los economistas y los empresarios: ‘no hay mejor comprador que un parado’. A ver si a fin de año la cifra del paro llega al 20%. Sin duda así las empresas (y en general la economía del país) irán mucho mejor: menos carga de empleados y más volumen de potenciales clientes. Si es que a los pobres empresarios el cerebro no les da para más, qué le vamos a hacer.

Ahora empiezo el modo ‘puro cotilleo’.

Decir que ‘el hermano de una compañera de trabajo de mi cuñada’ (suena a chiste, la verdad) trabaja en el Parlamento Europeo, allí por el norte de Europa, donde la gente cobra mucho más y los precios son casi como los de aquí (así, que me acuerde, me hizo mucha gracia ir a París [apestosa ciudad llena de jodidos gabachos] entrar en un Ed, la versión gabacha del Día, y ver que los precios eran prácticamente iguales a España). Bueno, que el hermano-de-la-compañera-de-trabajo-de-mi-cuñada dice que allí, entre los euroDIPUTAdos, a España la ven muy mal, pero que muy mal. Horrible. Y que nuestro querido gobierno está maquillando con palabras más o menos bonitas lo que visto desde Bruselas Estrasburgo es una debacle.

Se acabó el modo ‘puro cotilleo’ (nótese que no hay ni una sola fuente, como en todo cotilleo que se precie. Eso clarifica su nivel credibilidad).

¿Qué va a ocurrir ante todo esto? No lo sé. En mi porra revolucionaria dije que este mes que viene era el crucial. Viendo el panorama (resignación de muchos, incredulidad de unos pocos que insisten en vivir en su Matrix particular, irritación de los demás) me parece que no voy a acertar. Aquí, en este país, la gente no tiene mucha costumbre de quejarse. Bueno, se quejan de cosas estúpidas que no nos afectan, como que uno judíos maten a unos árabes, o que en un país de tradiciones distintas a las nuestras siga esas tradiciones suyas, centenarias, y lapide a alguien que conociéndolas las infringe… Vamos, mirar (y actuar) mucho para fuera y poco para dentro. Así nos va.

Pero gracias a las declaraciones del gran políglota (ese discurso suyo, que ya ha traspasado las puertas del mito, es la perfecta demostración de que sin idiomas, pero sí con un papá millonario, se puede llegar muy lejos) las cartas empiezan a descubrirse. Y a mí me han revelado un abismo negro, muy negro. No hay dinero para nadie más que para los banqueros… y para los que ya lo poseen. ¿Habrá fiesta caníbal en las altas esferas cuando vean que los pobres (ya casi ‘pobre’ y ‘normal’ son sinónimos) no compran, no consumen, ‘no mantienen el mercado’?

He visto el abismo. Su color negro deslumbra repleto de escenas de hambre y sufrimiento, de colapso e impotencia, de pobreza y rabia. Espero que de él salgan Cthulhu, Nyarlathotep, Tsathoggua, Shub-Niggurath junto al resto de Ancianos y devoren en cuerpo y alma a todos estos asquerosos humanos de una puta vez. Así llegará, al fin, la paz definitiva sobre la Tierra, el Olvido.

Ale, culebrillas. Ya podéis respirar… si es que la hipoteca os deja.