Robert C. Wilson – Darwinia

Hola, culebras.

Darwinia es el primer libro que leo del autor, Robert C. Wilson, y sin duda me ha dejado una sabor agridulce… o mejor dicho ‘dulceagrio’. Me explico: la novela empieza bastante bien, con un escenario y unos acontecimientos puramente lovecraftianos. El primer desembarco supone un claro ejemplo de ello. Esa atmósfera se intensifica en la expedición al interior de la selva, un relato cuya relación con Las montañas de la locura resulta poco menos irrefutable, e incluso me atrevería de decir que bebe también algo de El que susurra en la oscuridad. La tensión y el sentido de la maravilla emulando el espíritu del escritor de Providence queda plasmado de nuevo sin lugar a dudas cuando se adentran en lo que encuentran en el corazón de la selva (no quiero destripar esa parte de la novela, así que no lo digo).

Por desgracia esa tensión, ese buena impresión que deja la lectura se evaporan de una manera brutal y sin sentido cuando el propio autor mete un spoiler brutal del entorno en el que se sumerge la novela (y con un poco de imaginación también de los hechos futuros que van a suceder). Ese spoiler, colocado a modo de inapropiada explicación a eso de un tercio de la novela, hace que ésta pierda buena parte de su interés, si no todo. Su naturaleza es tal que en mi caso me dieron ganas de lanzar el libro directamente a la basura: lo que dice me dejó bien claro que nada de lo que sucediera en las siguientes páginas tendría un interés real.A medida que se avanza en la lectura, y gracias a ese spoiler, la historia pierde gancho, diluyéndose en una ridícula y patética lucha bien/mal, llena de un pseudo misticismo que la propia naturaleza de lo que habla el spoiler anula.

Llegados al final de la novela ya da igual quien gane ni o que se diga, porque todo ello realmente no afecta a nada real.

En definitiva, me encuentro ante un libro que defrauda, y como tal se merece un simple (y puede que magnánimo) cuatro.

Adiós.

Deja un comentario