Una pequeña sorpresa desde Málaga

Hola, culebras.

Ayer me llegó un correo que me sorprendió por su contenido. Me lo mandaba alguien que se había ‘quedado loco’ al descubrir el contenido de una web. Raudo pulsé el enlace y me encontré con el sitio de un colegio de Málaga en el que habían colgado varios microcuentos, todos ellos leídos por escolares.

Y entre los relatos encontré uno mío: ‘Nana’.

Al escuchar el podcast recordé cuándo lo escribí, otros tiempos más dinámicos y creativos. También recordé a la fuente de mi inspiración, mi mujer: ella me ha contado varias veces cómo, de pequeña, creía haber tenido una visión muy similar a lo que se narra en el microcuento.

Además, como premio adicional, descubrí que habían seleccionado el microcuento para incluirlo dentro de la plataforma leer.es.

Desde aquí quiero dar las gracias a los niños del I.E.S. La Rosaleda (Málaga), y en especial a Ana León por haberle puesto voz al microcuento. Espero que mi historia os haya gustado, y que esa colección de diminutas historias os aficione a la lectura, o incluso a la escritura. Ambos dos son mundos maravillosos, os lo aseguro.

Gracias, de corazón.

PD: El remitente del correo, el ‘loco’, era precisamente uno de los autores leídos. Da gusto cómo Internet y la libertad de derechos nos sorprenden a los que aportamos pequeños granos de arena.

Deja un comentario